¿Cómo se producen las fracturas por impacto? - Captotal
Tu Curso de CAP 35 Horas por 135€
1 octubre, 2013
¿Cómo puedo apuntarme al examen del CAP?
11 octubre, 2013
Show all

fracturas blog captotal

Fracturas por impacto

Hoy nos gustaría presentaros una noticia que hemos podido leer en el portal “Circula Seguro” y que trata sobre las fracturas por impacto en los accidentes de tráfico.

La definición de fractura por impacto sería cuando dos cuerpos sólidos colisionan entre sí con una gran velocidad relativa. Ocurren debido a las fuerzas que aparecen en las regiones de contacto entre las superficies de ambos cuerpos. En el artículo se explica por qué aparecen dichas fuerzas poniendo de ejemplo la fractura que ocurre al golpear el antebrazo contra el volante. No suele ser una herida mortal, ya que anteponer el brazo probablemente evite daños en la cabeza, pero el mecanismo será útil para extrapolarlo a una factura de cráneo con resultados fatídicos.

Conceptos a tener en cuenta:

1. Inercia

El principio de inercia, o primera ley de Newton viene a decir que todo cuerpo, si no está sometido a ninguna fuerza, tenderá a moverse en línea recta manteniendo la misma velocidad que llevaba.

Antes del accidente, tenemos a vehículo y conductor moviéndose solidariamente, a la misma velocidad. Cuando ocurre la colisión aparecen fuerzas que hacen cambiar la velocidad del coche. Pero esas fuerzas no se aplican directamente sobre el conductor, que sigue moviéndose a la misma velocidad que llevaba antes del choque. Si el vehículo se detiene pero el conductor no, esto implica que acabará colisionando contra el volante del coche.

Lo más importante en este punto, es la mención al elemento de seguridad pasiva que tiene mayor importancia en estos casos: el cinturón de seguridad. Su finalidad será la de proporcionar la fuerza sobre el cuerpo humano que reduzca su velocidad, manteniéndola a la par con la del vehículo.

2. Cantidad de fuerza

La fractura necesita que exista una fuerza y que además esta sea muy grande. Para saber su magnitud, debemos recurrir a la segunda ley de Newton. Cuanto más rápidamente cambia la velocidad, mayor es la fuerza necesaria. Por eso al frenar normalmente no sufrimos daños. Los frenos reducen la velocidad de forma muy gradual para que las fuerzas involucradas sean asumibles por el cuerpo humano.

En cambio, cuando nos golpeamos contra el volante en un accidente, tenemos muy poco tiempo para producir un cambio de velocidad muy grande. Eso hace que la detención del objeto que colisiona contra él se produzca en muy poco espacio.

Para alargar el tiempo de detención, los coches disponen de tres mecanismos:

-El cinturón de seguridad: Este no es rígido, se alarga sufriendo una deformación plástica que absorbe la energía.

– El airbag: Su finalidad es la de alargar el tiempo disponible para realizar ese cambio de velocidad. Al desplegarse hacia el conductor, hace que su cuerpo empiece a experimentar una fuerza en contra de su movimiento mucho antes para disponer de más tiempo y que la fuerza sea menor.

– Otro sistema de seguridad relacionado son los volantes deformables.

3. Reparto de fuerzas

En un impacto, no sólo la fuerza es muy grande, sino que además se concentra en una región muy pequeña. Lo que importa para detener el cuerpo es que la suma total de todas las fuerzas que se aplican sobre él sea la necesaria.

Inicialmente no existe contacto directo entre hueso y volante. Los tejidos blandos que hay entre piel y hueso son muy livianos, en comparación, y transmiten la fuerza casi directamente, ya que en el proceso absorben parte de la fuerza comprimiéndose.

El airbag, al abarcar toda la cara del conductor, hace que la fuerza se reparta en una superficie mayor que si colisionáramos contra el estrecho volante.

La mayoría de golpes directos se producirán en extremidades, cabeza y tórax.

Puedes leer el artículo completo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies